1 de cada 10 animales no puede superar el cambio climático: ¿Qué pasa con eso?

Desde el Universidad de Washingtona través de Eurekalert, simpatía por los caracoles, tortugas, perezosos, monos aulladores de movimiento lento, musarañas y topos y otras criaturas de movimiento lento que aparentemente se cocinarán en su lugar debido al aumento de temperatura de 0,7 °C del siglo pasado. Parece que simplemente no pueden moverse lo suficientemente rápido. Tampoco se menciona la adaptación. ¿Por qué, oh, por qué la naturaleza los equipó tan mal? /sarca

Me encanta este razonamiento:

Solo se consideró el cambio climático y no otros factores que hacen que los animales se dispersen, como la competencia de otras especies.

El mundo natural no funciona de esa manera. No puede simplemente desactivar todas las demás variables y hacer proyecciones usando solo una (a menos, por supuesto, que esté haciendo ciencia climática).

Es poco probable que casi una décima parte de los mamíferos del hemisferio superen el cambio climático

Un refugio seguro podría estar fuera del alcance del 9 por ciento de los mamíferos del hemisferio occidental, y hasta del 40 por ciento en ciertas regiones, porque los animales simplemente no se moverán lo suficientemente rápido como para superar el cambio climático. Durante la última década, los científicos han delineado nuevas áreas adecuadas para los mamíferos que probablemente serán desplazados a medida que el cambio climático primero haga que su hábitat actual sea inhóspito y luego inhabitable. Por primera vez, un nuevo estudio considera si los mamíferos realmente podrán mudarse a esas nuevas áreas antes de que el cambio climático los invada. Carrie Schlossanalista de investigación en ciencias ambientales y forestales de la Universidad de Washington, es el autor principal del artículo publicado en línea la semana del 14 de mayo en el Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias.

“Subestimamos la vulnerabilidad de los mamíferos al cambio climático cuando observamos las proyecciones de áreas con un clima adecuado, pero tampoco incluimos la capacidad de los mamíferos para moverse o dispersarse hacia las nuevas áreas”, dijo Schloss.

De hecho, más de la mitad de las especies que los científicos han proyectado en el pasado podrían expandir sus rangos frente al cambio climático, en cambio, verán que sus rangos se contraen porque los animales no podrán expandirse a nuevas áreas lo suficientemente rápido, dijo co -autor Josh Lawler, profesor asociado de ciencias ambientales y forestales de la UW.

En particular, muchas de las especies de primates del hemisferio, incluidos los tamarinos, los monos araña, los titíes y los monos aulladores, algunos de los cuales ya se consideran amenazados o en peligro de extinción, tendrán dificultades para superar el cambio climático, al igual que el grupo de especies que incluye musarañas y topos. Es probable que los ganadores de la carrera por el cambio climático provengan de carnívoros como los coyotes y los lobos, el grupo que incluye a los ciervos y los caribúes, y el que incluye a los armadillos y los osos hormigueros.

El análisis analizó 493 mamíferos en el hemisferio occidental, desde un alce que pesa 1,800 libras hasta una musaraña que pesa menos de una moneda de diez centavos. Solo se consideró el cambio climático y no otros factores que hacen que los animales se dispersen, como la competencia de otras especies.

Para determinar qué tan rápido las especies deben moverse a nuevos rangos para superar el cambio climático, los investigadores de la UW utilizaron trabajos previos de Lawler que revelan áreas con climas necesarios para cada especie, junto con qué tan rápido podría ocurrir el cambio climático según 10 modelos climáticos globales y un medio. Escenario de altas emisiones de gases de efecto invernadero desarrollado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de la ONU.

Los investigadores de la UW combinaron la rapidez con la que una especie puede dispersarse por el paisaje con la frecuencia con la que sus miembros hacen ese movimiento. En este caso, los científicos asumieron que los animales se dispersaban una vez por generación.

Es comprensible, por ejemplo, que un mouse no llegue demasiado lejos debido a su tamaño. Pero si nacen muchas generaciones cada año, entonces ese ratón se mueve con regularidad en comparación con un mamífero que permanece varios años con sus padres en un lugar antes de tener la edad suficiente para reproducirse y emprender un nuevo territorio.

Los primates del hemisferio occidental, por ejemplo, tardan varios años antes de alcanzar la madurez sexual. Eso contribuye a su baja tasa de dispersión y es una de las razones por las que parecen especialmente vulnerables al cambio climático, dijo Schloss. Otra razón es que se espera que el territorio con un clima adecuado se reduzca y, por lo tanto, para llegar a las nuevas áreas, los animales en los trópicos generalmente deben ir más lejos que en las regiones montañosas, donde los animales pueden moverse más rápidamente a una elevación diferente y a un clima que les convenga.

Esos factores significan que casi todos los primates del hemisferio experimentarán reducciones severas en sus rangos, dijo Schloss, en promedio alrededor del 75 por ciento. Al mismo tiempo, se espera que las especies con altas tasas de dispersión que enfrentan un cambio climático más lento amplíen sus áreas de distribución.

“Nuestras cifras son una visión bastante conservadora, incluso optimista, de lo que podría suceder porque nuestro enfoque asume que los animales siempre van en la dirección necesaria para evitar el cambio climático y al ritmo máximo posible para ellos”, dijo Lawler.

Los investigadores también fueron conservadores, dijo, al tener en cuenta los obstáculos creados por el hombre, como las ciudades y las tierras de cultivo que encuentran los animales. Para el análisis general, utilizaron una fórmula previamente desarrollada de «influencia humana promedio» que destaca las regiones donde es probable que los animales experimenten un desarrollo humano intenso. No tiene en cuenta el tiempo de tránsito si los animales deben recorrer completamente los paisajes dominados por humanos.

“Creo que es importante señalar que en el pasado, cuando los climas cambiaron, entre los períodos glacial e interglacial cuando el rango de especies se contrajo y se expandió, el paisaje no estaba cubierto de campos agrícolas, carreteras de cuatro carriles y estacionamientos, por lo que las especies podían moverse mucho más libremente por el paisaje”, dijo Lawler.

“Los planificadores de la conservación podrían ayudar a algunas especies a seguir el ritmo del cambio climático centrándose en la conectividad, en unir áreas que podrían servir como caminos hacia nuevos territorios, particularmente donde los animales se encontrarán con el desarrollo de la tierra humana”, dijo Schloss. “Para las especies que no pueden seguir el ritmo, la reducción de los factores de estrés no relacionados con el clima podría ayudar a que las poblaciones sean más resistentes, pero, en última instancia, reducir las emisiones y, por lo tanto, reducir el ritmo del cambio climático, puede ser el único método seguro para garantizar que las especies puedan mantenerse. ritmo con el cambio climático”.

###

El tercer coautor del artículo es Tristan Nuñez, ahora en la Universidad de California, Berkeley. Tanto Schloss como Nuñez trabajaron con Lawler mientras obtenían sus maestrías. Lawler hizo este trabajo con el apoyo de la Facultad de Ciencias Ambientales y Forestales de la UW utilizando, en parte, modelos que desarrolló previamente con fondos de Nature Conservancy y Cedar Tree Foundation.

Para más información: Schloss, celular 440-666-6389, [email protected] Lawler, 206-685-4367, [email protected] (Nota: Lawler no estará en la oficina la semana del 14 de mayo, pero verificará para mensajes una o dos veces al día)

================================================== =========

Es una lástima que esos pobres animales no puedan salir del camino. Me recuerda a esto:

Deja un comentario