cual es la relacion recomendada entre compresiones y ventilaciones

Actualización 2015 de las Guías de la Academia De america del Corazón (AHA) para la reanimación cardiopulmonar y la atención de las emergencias cardiovasculares

Introducción

Desfibril·l agregaron importantes cambios en lo que hace referencia al empleo del DEA.

Sigue la indicación de conectar y emplear el DEA lo mucho más veloz viable en el momento en que esté libre como tercer eslabón en la cadena de SVB, admitiendo el análisis del ritmo cardiaco y la administración de un choque eléctrico en el caso de existir un ritmo desfibrilable (clase I LOE 1 y 2), incrementando bastante la tasa de éxito si este se efectúa en los primeros 3-5 minutos.

¿De qué forma se efectúan las compresiones torácicas adecuadamente?

Para efectuar las maniobras de RCP vamos a dejar caer el peso del cuerpo sobre el pecho del tolerante, hundiéndolo entre 5-6 cm a una continuidad de cien-120 compresiones por minuto. Tras cada compresión es esencial que haya una aceptable descompresión, tal es así que el corazón logre llenarse completamente de sangre. Eludir reducir las pausas entre compresión y compresión no mucho más de diez segundos.

Vamos a seguir una secuencia de 30 compresiones consecutivas de 2 ventilaciones de salve. Proseguiremos esta técnica hasta el momento en que el tolerante consiga signos de vida, llegue el aparato de urgencias médicas o hasta el momento en que estemos exhaustos.

Historia

La descripción mucho más vieja sobre manejo de la vía aérea está en el Talmud Babilónico, artículo que reúne la tradición judía redactada entre los años 200 a.C. y 500 d. 7 . El Talmud detalla un cordero que padeció una lesión de su vía aérea y subsistió merced a la introducción de una caña en su tráquea 7 . Un milenio después, el anatomista belga Andrea Vesalius describió de qué forma al utilizar presión efectiva por una caña insertada en la tráquea los pulmones se hinchaban 8 . En 1754 se desarrolló el primer tubo endotraqueal y en 1783 se describió el primer procedimiento para abrir de forma manual la vía aérea en un tolerante inconsciente 8 . En 1895 Alfred Kirstein publicó la utilización de un laringoscopio directo para la intubación orotraqueal 9 . Finalmente, en la época del siglo XX Peter Safar y sus ayudantes desarrollaron una investigación sistemática que les dejó detallar las maniobras de extensión cervical y alzamiento mandibular, aparte de un tubo orofaríngeo para permeabilizar la vía aérea diez .

Deja un comentario