cuanto se debe dejar ventilado una casa por humedad

La humedad por condensación con frecuencia se puede mitigar progresando la ventilación de la vivienda. Producir sencillos corrientes de aire con la apertura combinada de ventanas contrapuestas va a ayudar a achicar la humedad ambiental y, por consiguiente, reducir los inconvenientes de condensación. Y es aquí donde aparece entre las cuestiones mucho más comunes que acostumbran a proponernos quienes padecen inconvenientes de humedad: En invierno, con días lluviosos y húmedos, ¿la ventilación no va a ser peor en tanto que meterás en el hogar la humedad de fuera?

La verdad es que, aun en días húmedos y fríos, la solución a muchas de las humedades por condensación va a pasar por hacer ventilaciones. Lo que va a leer en este momento probablemente le sorprenda, con lo que intentaremos escapar de tecnicismos para que sea comprensible. Nuestras excusas de antemano en el caso de que no seamos capaces de lograrlo.

Abrir ventanas. Mudar las ventanas

Deseo realizar énfasis asimismo, que para remover el tema de condensaciones o cuando menos no empeorarlas, es requisito efectuar adecuadamente el cambio de las ventanas, si se está decidido.

Frecuentemente me han llamado para preguntarme por qué les pasó «esto».

Aislamiento y exceso de estanquidad

Un inciso.

El mal aislamiento térmico y la estanquidad son las causas de prácticamente todos los males.

Abrir las ventanas todos los días

Fuente: Pixabay/KRiemer

Entre las primordiales causas de la aparición de la humedad en las viviendas es la carencia de ventilación. Ventilar las habitaciones resulta primordial a fin de que esto no ocurra. A lo largo de diez minutos basta para actualizar el aire, pero si las puedes dejar un tanto mucho más mejor. Hay que tener en consideración en todo instante que la circulación del aire disminuye el exceso de humedad y la aparición de moho.

1 ¿Cuándo ventilar la vivienda?

Si bien no hay una hora clave para ventilar la vivienda, sí es conveniente llevarlo a cabo en el momento en que te levantes, a la primera hora de la mañana. Así mismo, desde el instante en que te levantas, te limpias, desayunos, te viste… das tiempo a la vivienda en ventilarse. Sencillamente abre las ventanas y/o puertas que precises a fin de que el aire circule.

El tiempo para ventilar la vivienda de manera correcta es de diez a 20 minutos, precisamente. En determinados instantes del año en que poseerlo mucho más abierto puede ser contraproducente, comentando energéticamente.

Deja un comentario