detales costructivas de fachadas ventiladas de placas de hormigon

Mª ángels Negre, de NS Arquitectes, nos ofrece su visión mucho más personal sobre la arquitectura y sobre Panel OZ en esta entrevista.

– ¿De qué forma definiría la arquitectura de hoy? ¿Hubo una evolución (en técnicas, usos de materiales, etcétera…)?

Aspecto constructivo testera ventilada

Además de esto, el diseño de la testera ventilada sirve como un escudo asegurador para el edificio, protegiéndolo de las influencias ajenas. En días calurosos, la testera de ventilación resguarda contra el sobrecalentamiento y en días fríos contra la pérdida excesiva de calor.

La predisposición de las testeras ventiladas está cierta en buena medida por el principio de su trabajo. Los elementos primordiales de la composición son el marco y el revestimiento exterior.

Diferencias entre testera ventilada y testera pegada

Frente todo, te vas a preguntar que es una testera ventilada y que es una testera pegada. Observaremos las diferencias de estos 2 géneros de creaciones.

La testera ventilada es aquella cuyo sistema constructivo está compuesto por un muro de soporte, una cámara ventilada, aislamiento térmico y una cubierta de revestimiento soportada por anclajes. En cambio, las testeras pegadas carecen de cámara de aire. Esta se encuentra dentro de las primordiales diferencias entre la testera ventilada y el enganche.

¿Cuáles son los elementos de las testeras ventiladas?

Una testera ventilada radica en 4 elementos escenciales:

  • Muro de soporte
  • Cámara de aire
  • revestimiento

La relación con la composición

Como vimos, en un inicio el papel interior era estructural y formaba una parte del sistema de muros del edificio, pero la introducción de las construcciones porticadas la liberó de esa función. Esto tuvo una influencia clara en la evolución del sistema. En este momento el cierre por el momento no pertenece a la composición y deja meditar en aberturas mucho más enormes y horizontales, pero incrementa la contrariedad en el momento de diseñar lindeles, gracias a unas hojas de testera cerámicas todavía muy pesadas (200-250 kg /m² cada una ).

Hoy día pasamos de una hoja exterior de piel continua que pasaba enfrente de la composición, a resoluciones parciales donde esta hoja exterior se sostiene 2/3 (en el más destacable de las situaciones) sobre los cantos de los techos. Incomprensiblemente, esta es todavía una solución edificante bastante popularizada, pero tanto desde un criterio mecánico y de seguridad como térmico y de estanquidad, deberíamos poder asegurar que es una solución en periodo de extinción.

Deja un comentario