es bueno o malo el ventilador para los bebez

Aún hace bastante calor en varios puntos del país, y en estas situaciones, es muy normal que dejemos detenido el aire acondicionado o los ventiladores en las recamaras de los pequeños. ¿Tiene algún peligro para la salud este contraste de temperatura? Usar adecuadamente el aire acondicionado es sencillísimo. Los especialistas consultados por Períodico de Navarra recomiendan eludir su empleo continuado a lo largo de múltiples horas, tal como los cambios bruscos de temperaturas. Además de esto, comentan que es precisa una correcta y incesante hidratación, para realizar en frente de la sequedad del ámbito y, si es viable, emplear humidificadores. También, sostener una dieta balanceada y adoptar medidas higiénicas como el lavado de manos es fundamental. ¿Cuál sería la temperatura perfecta? Los especialistas aseguran que sostener una temperatura entre 24 y 26 grados basta para enfrentar los efectos del calor. Es suficiente con elegir 5 grados bajo la temperatura exterior para conseguir una sensación de lozanía, añade. Según los otorrinolaringólogos, la utilización del aire acondicionado puede aumentar las nosologías de cuello a lo largo de los meses de verano. Las variantes bruscas de temperatura y humedad por el contraste entre circuitos cerrados con aire frío y las elevadas temperaturas callejeras son las causantes de estos inconvenientes, comentan. Así, el aire frío y seco que expulsa un aire acondicionado crea una secuencia de modificaciones en los sistemas de defensa naturales de la nariz y la garganta. Los cilios pierden movilidad y la circulación de la mucosa es mucho más lenta. Esto puede derivar en otros 2 problemas médicos: sinusitis y otitis. Además, el ámbito seco generado por usar estos aparatos puede ofrecer sitio a faringitis. Las señales de alarma son sensación de ardor, garganteo o tos. Además de esto, el ámbito seco y las bajas temperaturas tienen la posibilidad de ocasionar el síndrome del ojo seco, más que nada a los individuos de lentillas. El abuso del aire acondicionado asimismo puede ocasionar contracturas musculares, dolores cervicales, lumbalgias, torticolis e inclusive parálisis faciales. Otro peligro para la salud es la aparición de dermatitis pues la sequedad ambiental se traslada a la piel y puede producir irritaciones dérmicas o exacerbar dolencias que ya existían. Photo: © mohamed_hassan / pixabay

Consejos para cuidar de tu bebé con aire acondicionado

Los especialistas comentan que no hay ningún inconveniente en prender el aire acondicionado en el momento en que hay pequeños en el hogar, siempre y cuando la temperatura no sea bajísima y se sostenga permanente en todas y cada una de las habitaciones de la vivienda, para eludir cambios bruscos de temperatura de una estancia a otra. Prosigue estas sugerencias para llevar a cabo un óptimo empleo del aire acondicionado en el momento en que hay un bebé en el hogar:

  • Se aconseja disponer el aire acondicionado por toda la vivienda, en vez de una sola estancia, para sostener una temperatura permanente y traje en la vivienda. De esta manera, el bebé no va a estar expuesto a cambios de temperatura bruscos.
  • Hay que eludir mostrar a los pequeños bajo el fluído directo de aire del dispositivo, en tanto que esto podría perjudicar a su sistema inmunológico todavía desarrollandose.
  • Otra cosa esencial a tomar en consideración en el momento en que hay bebés en el hogar es efectuar el acertado cuidado de nuestro aparato de aire acondicionado. Se tienen que adecentar los filtros periódicamente para eludir el almacenaje de ácaros y de otros microorganismos.
  • Considere la opción de comprar un aire acondicionado con sensor capaz.

Pautas a proseguir a fin de que el aire acondicionado no afecte a los mucho más pequeños

Aparte de tener un aparato de aire acondicionado de calidad, hay otras caracteristicas que hay que tomar en consideración para su empleo acertado en presencia de bebés.

  • Eludir en todo instante que el fluído de aire llegue directamente al bebé (tampoco es conveniente en los mayores). Así mismo, evitaremos enfriamientos que tienen la posibilidad de ocasionar desde estornudos y tos hasta bronquitis, faringitis o neumonía.
  • Sortear los cambios bruscos de temperatura. Por poner un ejemplo, si vamos a salir con el bebé al exterior, una decisión correcta es subir la temperatura del aire acondicionado, o apagarlo un largo tiempo antes, de manera que el cambio de temperatura sea gradual.
  • Una aceptable forma de ahorrar energía y eludir que un bebé se enfríe en demasía es apagar el aire acondicionado a una hora cierta de la noche. Y sucede que la temperatura corporal del bebé baja mientras que duerme, tal como la temperatura del exterior, con lo que tenemos la posibilidad de emplear el temporizador del aparato a fin de que se apague en el momento que seleccionemos.
  • Asimismo es conveniente llevar ciertas prendas de abrigo para el bebé en el momento en que viaje con nosotros al transporte público o en el momento en que nos acompañe a cualquier lugar público. Recordamos que en verano estos espacios acostumbran a estar a una temperatura bastante baja.
  • La Asociación De españa de Pediatría influye en la relevancia de una adecuada limpieza de los equipos de aire acondicionado. El conveniente cuidado y también higiene de exactamente los mismos, con cambios regulares de los filtros, resulta primordial para asegurar un ámbito saludable en presencia de bebés y pequeños pequeños.

Enfriados y aire acondicionado o ventilador para bebés

Lamentablemente para las familias que me está leyendo, no me resulta viable evitaros todas y cada una estas discusiones. Me limitaré a argumentar lo que es lo más esencial. Para comenzar, debo decirles que el aire corriente, el aire acondicionado en sí o la lozanía del ventilador no genera constipados. Los constipados son producidos por microorganismos. Si no hay infección, no hay ninguna patología. Entonces, ¿por qué razón hemos asimilado pasar frío a tener un resfriado o una bronquitis?

¿Cuáles son los resultados positivos de disponer un ventilador de techo en la habitación de los pequeños?

  1. El ventilador da estruendos rosa, lo que contribuye a que los bebés se duerman mucho más veloz y se queden dormidos por mucho más tiempo. El estruendos rosa, como el sonido de la lluvia o el sonido que genera un ventilador techo al recortar las aspas del aire, contribuye a aliviar a los pequeños y les contribuye un sueño mucho más profundo.
  2. El ventilador hace circular el aire por toda la habitación, eludiendo la sensación de calor mientras que duerme.
  3. Puede contribuir a alentar la respiración continua si el bebé se regresa por alguna razón.

¿Los bebés tienen la posibilidad de reposar bajo un ventilador de techo? Completamente. Los pequeños no corren riesgo alguno bajo un ventilador de techo. Con el ámbito temperatura correcta y la brisa que da las aspas, los pequeños van a poder gozar de la lozanía y eludir el bochorno de las noches de verano, pero sin mudar su temperatura corporal.

Deja un comentario