funcionamiento de una chimenea con estufa de leña y ventiladores

Que disfrutes la novedosa web experta en recuperadores de calor para chimeneas.

Ventiladores de chimenea

Los ventiladores de chimenea se usan tanto para aspirar el humo para eludir que este se extienda por toda la vivienda. Así, el aire queda limpio, sin humo, y reduce la existencia de los gases tóxicos que puede producir la combustión. Consecuentemente, incrementa la calidad de la calefacción y resguarda la salud de todos los que estén en la estancia.

Ciertas chimeneas ahora traen estos ventiladores instalados. Si no fuese la situacion, tienen la posibilidad de incorporarse a su instalación de manera sin dependencia y acrecentar, de esta forma, la eficacia de nuestra chimenea. En todo caso, y según sea el género de chimenea, se consigue una distribución del calor mucho más homogénea y un menor consumo de comburente, lo que se traduce en una mayor eficiencia y ahorro.

¿Dónde van puestos estos ventiladores en la chimenea?

Estos ventiladores acostumbran a situarse bajo la región donde va el fuego, en lo que llamamos doble cámara que circunda lo que sería la vivienda de leña clásico, con la iniciativa de tomar el aire frío de la parte baja que está mucho más frío, recircularlo por la doble cámara que está en contacto con la vivienda que está ardiente por efecto del fuego, y expulsarlo frontalmente por las rejas entre la puerta y el marco de la chimenea, logrando mayor desempeño y que el calor no se quede en la campana de obra, como ocurría con los hogares de leña tradicionales.

Por eso además de casetes de leña o insertables de leña, se les denominara en sus principios, recuperadores de calor, puesto que recobraban el calor que antes se quedaba dentro de la campana de obra de la chimenea, y de esta manera logramos un movimiento envolvente del calor que provoca que este llegue a mucho más distancia y mucho más veloz que con una chimenea clásico.

¿Para qué valen los ventiladores de la chimenea?

La utilidad de los ventiladores en una chimenea es realizar circular el aire ardiente por la estancia,

distribuyendo de manera mucho más rápida y eficiente el calor.

¿Es práctico disponer un ventilador en la chimenea?

Si no posee un modelo que incorpore ventiladores, es posible que se proponga instalarlos por su cuenta. Es bastante buena iniciativa, si bien sólo algunas de las estufas o chimeneas tienen la posibilidad de pertrecharse con estos elementos. En ciertos casos, lo único que conseguiríamos es mudar el tiro y lograr que el desempeño no sea conveniente, ocasionando el efecto opuesto que se busca. De ahí que, antes de efectuar algún ajuste de esta clase, hay que cerciorarse de que es viable acrecentar la eficacia de nuestra chimenea de esta forma.

Para la instalación de cualquier accesorio para chimeneas o estufas de leña, se aconseja la acción de un profesional, en tanto que los humos que proceden de la combustión son dañinos para la salud en alta condensación , aparte de sospechar pésimos fragancias entre otros muchos inconvenientes.

Deja un comentario