la interrupción de la ventilación no debe durar más de

Técnica donde la tráquea va a quedar vertida de manera directa a la piel y también sin dependencia de la vía digestible permanentemente (laringectomía total). Esta intervención está indicada en el cáncer de laringe, y, por consiguiente, no se van a poder sostener íntegras las construcciones de este órgano (1,2,3).

España pertence a los países con alta incidencia registrada de cáncer de laringe. El síntoma más frecuente es la disfonía, pero asimismo tienen la posibilidad de manifestarse adenopatías, odinofagia, tos incesante, pérdida de peso, otalgia, disnea o masa en el cuello.

Historia

La descripción mucho más vieja sobre manejo de la vía aérea está en el Talmud Babilónico, artículo que reúne la tradición judía redactada entre los años 200 a.C. y 500 d. 7 . El Talmud detalla un cordero que padeció una lesión de su vía aérea y subsistió merced a la introducción de una caña en su tráquea 7 . Un milenio después, el anatomista belga Andrea Vesalius describió de qué manera al utilizar presión efectiva por una caña insertada en la tráquea los pulmones se hinchaban 8 . En 1754 se desarrolló el primer tubo endotraqueal y en 1783 se describió el primer procedimiento para abrir de forma manual la vía aérea en un tolerante inconsciente 8 . En 1895 Alfred Kirstein publicó la utilización de un laringoscopio directo para la intubación orotraqueal 9 . Finalmente, en la época del siglo XX Peter Safar y sus ayudantes desarrollaron una investigación sistemática que les dejó detallar las maniobras de extensión cervical y alzamiento mandibular, aparte de un tubo orofaríngeo para permeabilizar la vía aérea diez .

Neurológico:

  • Tolerante destinado y colaborador, se tienen la posibilidad de integrar puntos de salvedad por servirnos de un ejemplo pacientes con afectación neurológica. Glasgow >8.
  • Sepa de mal y/o sepa de agitación.
  • Tolerante sin sedación.
  • Resolución o optimización visible de la causa que llevó al tolerante a la ventilación mecánica (VM), anomalías de la salud socias.
  • Desechar un tolerante con velocidad y seguridad supone reducir los días de ventilación mecánica (VM), para lo que es requisito supervisar la patología que llevó al tolerante a exactamente la misma y eludir aquellas causas que tienen la posibilidad de parar este desarrollo como en este momento: broncoespasmo, sepsis socias, trastornos del equilibrio hídrico y ácido-básico, desnutrición.

Deja un comentario