La realidad está ausente en el artículo activista de Michael Mann sobre el tifón Haiyan: ¿Qué pasa con eso?

ACTUALIZAR: He corregido algunos errores tipográficos que se trasladaron a dos de los gráficos y, al final, he agregado una comparación de datos del modelo de las anomalías de la temperatura de la superficie del mar para el subconjunto de los océanos Índico y Pacífico.

# # #

Una semana después de que el tifón Haiyan azotara Filipinas, el sitio web EcoWatch publicó un artículo de Michael Mann. La publicación del blog se tituló Súper Tifón Haiyan: Realidades de un Mundo Calentado y Necesidad de Acción Climática Inmediata. Michael Mann comenzó con una encomiable solicitud de Donaciones de la Cruz Roja Filipina. Pero después de eso, una vez más, tenemos una celebridad activista, que se hace pasar por un científico del clima, que usa las desgracias de otros en un esfuerzo por promover una agenda política. Y para hacer el esfuerzo aún más inútil por parte de Mann, gran parte de la evidencia que presentó no tiene base en la realidad.

Mann escribe:

Por ahora, las súper tormentas siguen siendo raras. Sin embargo, los modelos sugieren tormentas más frecuentes e intensas en un mundo calentado. Varios científicos sospechan que ciertas tormentas recientes como Sandy y Haiyan exhibieron características fuera del rango de variación natural.

Desafortunadamente, los ciclones tropicales mortales (tifones y huracanes) han existido en el pasado y existirán en el futuro. Steve Goddard ha tenido numerosas publicaciones de blog recientemente en RealScience sobre ciclones tropicales, incluidos algunos con un enlace a la página web de WeatherUnderground que enumera los 35 Los ciclones tropicales más mortíferos de la historia. Además, Paul Homewood de No mucha gente sabe eso trazó el número de ciclones tropicales enumerados en la página web de Wikipedia aquí, con la misma intensidad que el tifón Haiyan (basado en la presión barométrica). Vea mi Figura 1, que es de la publicación de Paul Tifones más intensos en declive.

Figura 1

Figura 1

El artículo revisado por pares vinculado por Mann fue Emanuel (2013) La reducción de escala de los modelos climáticos de la CMIP5 muestra una mayor actividad de ciclones tropicales durante el siglo XXI. Obviamente es un estudio basado en un modelo climático. Las temperaturas de la superficie del mar son uno de los ingredientes principales de la receta de los ciclones tropicales, y hemos ilustrado y discutido en numerosas publicaciones que los modelos climáticos no muestran habilidad para poder simular las temperaturas de la superficie del mar, por lo que no hay razón para creer en sus pronósticos. Además, usando una tabla preparada por Lista de materiales de Australia (Oficina de Meteorología), NOAA indica en su Impactos climáticos de ENSO página web que la cantidad de ciclones tropicales en el Pacífico tropical noroccidental está influenciada por los eventos de El Niño y La Niña. Pero los modelos climáticos no pueden simular los procesos básicos de los eventos de El Niño o La Niña (ver Guilyardi et al (2009) y Bellenger y otros (2013)), por lo que el estudio de Kerry Emanuel tiene poco o ningún mérito. Para aquellos nuevos en esta discusión, permítanme una vez más citar una oración clave de Guilyardi et al (2009). Nota: ENSO (El Niño-Oscilación del Sur) en el siguiente es un acrónimo de uso común para El Niño y La Niña:

Debido a que ENSO es el modo dominante de variabilidad climática a escalas de tiempo interanuales, la falta de consistencia en las predicciones del modelo de la respuesta de ENSO al calentamiento global actualmente limita nuestra confianza en el uso de estas predicciones para abordar las preocupaciones sociales adaptativas, como los impactos regionales o los extremos. (Joseph y Nigam 2006; Power et al. 2006).

Michael Mann puede creer que «varios científicos sospechan que ciertas tormentas recientes como Sandy y Haiyan exhibieron características fuera del rango de variación natural», pero el IPCC (el organismo político que ayudó a convertirlo en una celebridad ecológica) contradice el «número de científicos». El IPCC establece muy claramente en la página 7 de 165 de Capítulo 2 de sus 5el Informe de evaluación (su negrita):

Confianza restos bajo para cambios a largo plazo (centenarios) en la actividad de los ciclones tropicales, después de tener en cuenta los cambios pasados ​​en las capacidades de observación.

Además, el IPCC continúa en la página 62:

Los conjuntos de datos actuales no indican tendencias significativas observadas en la frecuencia de los ciclones tropicales a nivel mundial durante el siglo pasado y sigue siendo incierto si los aumentos a largo plazo informados en la frecuencia de los ciclones tropicales son sólidos, después de tener en cuenta los cambios pasados ​​en las capacidades de observación (Knutson et al., 2010). .

Continuando, Michael Mann escribe:

Aunque las medidas exactas son difíciles de obtener (no hubo vuelos en el Pacífico Occidental para proporcionar medidas directas), las imágenes de satélite junto con lecturas del calor del océano parecen sugerir que Haiyan era una tormenta anormalmente poderosa. La ciencia sugiere que esta tormenta puede no haber sido tan catastrófica en un mundo sin calentamiento.

¿Antinaturalmente? Oy vey El enlace de Mann en ese párrafo es a una publicación de blog de Greg Laden ¿Por qué el tifón Haiyan/Yolanda fue tan poderoso? ¿Es esta una tendencia? En las siguientes publicaciones de blog, hemos abordado muchos de los puntos que Greg Laden intentó hacer:

Greg Laden incluyó un gráfico aquí se informa que es del artículo de Kerry Emanuel de 2005 Aumento de la destructividad de los ciclones tropicales en los últimos 30 años. Encontré ese gráfico bastante curioso. Si observamos el mapa de tendencia de la temperatura de la superficie del mar de los océanos Índico y Pacífico desde 1994 hasta 2012, Figura 2, podemos ver un pequeño calentamiento en el Pacífico ecuatorial noroccidental. Dos décadas es una cantidad de tiempo razonable. El conjunto de datos de temperatura de la superficie del mar, HADISST, es la misma fecha presentada en ese documento. El gráfico de Emanuel incluía las anomalías de la temperatura de la superficie del mar, muy suavizadas, para la región bordeada por las coordenadas 5N-15N, 130E-180. He resaltado esa región en el mapa. Un patrón espacial relacionado con ENSO (lo que algunos llamarían un patrón relacionado con la Oscilación Decadal del Pacífico) es visible en el mapa.

Figura 2

Figura 2

Como se muestra, no hay calentamiento ilustrado en la región utilizada por Kerry Emanuel en su artículo de 2005 para el período de 1994 a 2012, los últimos 19 años. ¿Por qué iniciar los datos en 1994? Si extendemos el mapa de tendencias a años anteriores a 1994, entonces las tendencias están siendo influenciadas por los efectos de enfriamiento residual de los aerosoles arrojados a la estratosfera por la erupción del Monte Pinatubo en 1991.

La Figura 3 ilustra las anomalías de la temperatura de la superficie del mar para esa región en el noroeste del Pacífico tropical durante el período de enero de 1994 a agosto de 2013. Como se muestra, la tasa de calentamiento es minúscula de 13 milésimas de grado C por década. O mejor dicho, las temperaturas de la superficie del mar muestran poco o ningún calentamiento en esa región durante los últimos 20 años.

figura 3

figura 3

Extendamos los datos de temperatura de la superficie del mar basados ​​en HADISST a toda la región que se muestra en la Figura 2. Es decir, veremos las anomalías de la temperatura de la superficie del mar para los océanos Índico y Pacífico, de polo a polo, para el período de enero. 1994 a agosto de 2013. La tasa de calentamiento es aún menor, a 6 milésimas de grado C por década.

Figura 4

Figura 4

Es difícil afirmar, como lo hizo Michael Mann, que «la ciencia está insinuando que esta tormenta puede no haber sido tan catastrófica en un mundo sin calentamiento», cuando los datos indican que las temperaturas de la superficie del mar para los océanos Índico o Pacífico no se han calentado en 2 décadas. Tal vez Michael Mann debería verificar los datos antes de hacer afirmaciones que no están respaldadas por datos. De esa manera no se vería tan tonto cuando alguien, como yo, le llame la atención.

Nota: la figura 4 utiliza las mismas coordenadas y el mismo conjunto de datos de temperatura de la superficie del mar que la comparación de datos del modelo aquíque se incluyó en la publicación Un memorando de blog para Kevin Trenberth – NCAR. Según los modelos climáticos utilizados por el IPCC para sus 4el Informe de evaluación, las temperaturas de la superficie del mar de los océanos Índico y Pacífico deberían haberse calentado 0,31 grados C durante ese período de tiempo… si se calentaron por los gases de efecto invernadero producidos por el hombre. Me hubiera gustado actualizar esa comparación modelo-datos para este post, usando los modelos preparados para los 5 del IPCCel Informe de evaluación. Desafortunadamente, hay una falla temporal en el Explorador del clima KNMI, y la media multimodelo de las simulaciones de la CMIP5 de las temperaturas de la superficie del mar no están disponibles actualmente. Sin embargo, tenga la seguridad de que no habría habido una mejora con los modelos CMIP5. Ver la actualización al final del correo.

Michael Mann continúa en ese camino con:

Es improbable que la piscina de agua inusualmente profunda y cálida que proporcionó el combustible inicial hubiera existido en un mundo sin calentamiento.

La “piscina de agua inusualmente profunda” y no “inusualmente cálida” es producto de los vientos alisios que soplan a través del Pacífico tropical. El agua tibia se “amontona” contra las masas de tierra en el Pacífico tropical occidental. Como resultado, allí se acumula agua caliente a profundidades de unos 300 metros. La región es conocida por una serie de nombres, incluidos el Pozo Cálido del Pacífico Occidental y el Pozo Cálido del Indo-Pacífico. Ver Mehta y Mehta Variabilidad natural decadal-multidecadal de la Piscina Cálida del Indo-Pacífico y sus impactos en el clima global. Esa agua tibia, creada por la luz del sol, es liberada ocasionalmente desde debajo de la superficie del Pacífico tropical occidental por eventos de El Niño. No hay nada inusual en los procesos que impulsan los eventos de El Niño y La Niña.

Además, para contrarrestar las afirmaciones de Michael Mann de «piscina de agua inusualmente profunda e inusualmente cálida», tenemos el reciente artículo paleoclimatológico de 2013 Contenido de calor del Océano Pacífico durante los últimos 10,000 años por Rosenthal et al. Indica que el calor del océano en el Pacífico era más cálido en los siglos pasados ​​que en la actualidad.

Ese documento hizo las rondas a través de la blogósfera. Michael Mann incluso lo comentó en su publicación en EcoWatch titulada Calentamiento del Océano Pacífico al ritmo más rápido en 10,000 años por lo que entiende que hay reconstrucciones que contradicen sus afirmaciones. Consulte también la publicación de Steve McIntyre aquí. Para poner las cosas en perspectiva, Steve empalmó los datos de NODC al final de uno de los gráficos de Rosenthal et al (2013). Ver mi figura 5.

Figura 5

Figura 5

La leyenda de Steve dice:

Figura 1. Anotación de Rosenthal Figura 3B. Título original: “CAnomalías IWT compiladas basadas en registros de Indonesia que abarcan la profundidad del agua de ~ 500 a 900 m (para registros individuales, consulte la fig. S7). La banda sombreada representa +-1 SD. Rojo-OHC Pacífico 0-700m contenido calorífico convertido a temperatura utilizando la masa del Pacífico 0-700m que se muestra en el SI de Rosenthal. Los valores son consistentes con los valores de anomalía de temperatura de 0-700 m en NOAA http://www.nodc.noaa.gov/OC5/3M_HEAT_CONTENT/index3.html.

En mi anotación de la Figura 3B que se muestra arriba, he mostrado dos líneas de tendencia, cada una de las cuales corresponde más o menos a las tendencias informadas en las líneas 2 y 3 de la Tabla S3: una tendencia de -0,15 °C/siglo desde 1100- 1700 y una tendencia de 0,09 grados C/siglo desde 1600-1950.

Steve también escribe sobre esa ilustración:

En el extremo derecho, tracé el contenido de calor del océano Pacífico, convertido a anomalía en grados C (rojo), junto con su línea de tendencia. Las dos líneas amarillas sólidas muestran líneas de tendencia para 1100-1700 d. C. y 1600-1950 d. C., dos de los tres períodos considerados en la Tabla S4 de Rosenthal. Es cierto que la tasa de cambio en los últimos 55 años es algo más alta que la tendencia entre 1600 y 1950, pero no es “15 veces mayor”. Si bien no creo que uno pueda cosificar con seguridad las fluctuaciones en las reconstrucciones de IWT de Rosenthal, por otro lado, me parece que estas fluctuaciones impiden cualquier conclusión sólida de que el aumento relativamente modesto no tiene precedentes.

Pero la mejor respuesta a las afirmaciones de que el calentamiento reciente es el “más rápido en 10 000 años” proviene de uno de los autores entrevistados por Andy Revkin. Ver el blog NewYorkTimes aquí y el video de youtube aquí. Andy Revkin pregunta a los autores si pueden descartar si hubo cambios rápidos en el pasado. El coautor Brad Linsley responde en parte aproximadamente a los 4 minutos.

Se podría decir que probablemente tengamos una resolución a escala de siglo en el mejor de los casos. Es posible que los sedimentos simplemente no hayan registrado calentamientos similares en el pasado.

Pongamos eso en perspectiva. los Contenido de calor del océano de NODC los datos para las profundidades de 0-700 metros y 0-2000 metros solo se remontan a 1955, o un poco menos de 60 años, pero la resolución de Rosenthal et al es de «escala de siglo». De ahí la afirmación de Brad Linsley: «Es posible que los sedimentos simplemente no hayan registrado calentamientos similares en el pasado». Hay pocas posibilidades de que noten una tasa de calentamiento similar a la presentada por los datos de NODC durante 60 años.

en su puesto Súper Tifón Haiyan: Realidades de un Mundo Calentado y Necesidad de Acción Climática InmediataMann da una breve perorata sobre el calentamiento global:

Pero aquí radica el quid: ya no vivimos en un mundo sin calentamiento. Dado que 1985 fue el último año con temperaturas por debajo del promedio del siglo XX, y que 2000-2010 fue la década más calurosa registrada, se ha vuelto imposible decir con certeza que cualquier tormenta está libre de la influencia de nuestro mundo calentado.

Hemos ilustrado y discutido en numerosas publicaciones de blog durante casi 5 años que los datos del contenido de calor del océano y los registros de temperatura de la superficie del mar de la era satelital indican que el calentamiento de los océanos globales se produjo a través de procesos naturales, no por el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero provocados por el hombre. No hay razón para repetir esa discusión nuevamente aquí. Si este tema es nuevo para usted, consulte el ensayo ilustrado “El desafío del calentamiento global provocado por el hombre” (42 MB).

Mann continúa hablando sobre el aumento del nivel del mar:

Si bien a los contrarios puede disgustarles que los activistas o actores como George Clooney señalar el vínculo entre el cambio climático y el clima extremo, la conclusión es la siguiente: el cambio climático hace que las tormentas tropicales sean más dañinas. No sólo a través del aumento velocidad del viento y lluviapero sobre todo a través de aumento del nivel del mar. Esto significa mayor daño y pérdida de propiedad y vida.

Como señalé en mi libro reciente Los modelos climáticos fallan:

Los niveles del mar han subido de 100 a 120 metros (alrededor de 330 a 390 pies) desde el final de la última edad de hielo, y también fueron de 4 a 8 metros (13 a 26 pies) más altos durante el Eemian (el último período interglacial) de lo que eran. son hoy. (Referirse a presione soltar para el artículo de 2013 de Dahl-Jensen, et al. “Interglacial Eemian reconstruido a partir de un núcleo de hielo plegado de Groenlandia”.) Ya sea que reduzcamos o no las emisiones de gases de efecto invernadero (suponiendo que afecten significativamente al clima), si las temperaturas de la superficie se mantienen donde están (o incluso si reanudan el calentamiento, o si las temperaturas de la superficie se enfriaran un poco en las próximas décadas), Es probable que el nivel del mar continúe aumentando. Consulte la publicación de Roger Pielke, Jr. «¿Cuánto aumento del nivel del mar se evitaría con reducciones agresivas de CO2?“Es muy posible que antes del final del Holoceno (el interglacial actual), los niveles del mar alcancen las alturas observadas durante el Eemian. Algunos lectores pueden creer que no es una cuestión de si el nivel del mar alcanzará esa altura; es un asunto de cuando.

Después de citar al delegado de Filipinas en las conversaciones climáticas de las Naciones Unidas de este año en Polonia, Michael Mann hace un llamado a la acción:

Que ese llamado resuene, y sea escuchado en respuesta a aquellos que insisten en esperar el Siguiente tormenta para tomar acción.

Pero, por supuesto, Michael Man no ofrece ningún curso de acción. Si Michael Mann está sugiriendo que las reducciones en las emisiones de gases de efecto invernadero provocados por el hombre evitarán que vuelvan a ocurrir ciclones como Haiyan y también terminarán con el aumento del nivel global del mar, entonces, ¿cómo puedo decirlo de manera amable?, está delirando. Si Michael Mann está sugiriendo que la gente de Filipinas cree un sistema de alerta de tifones y un plan forzado que reubique a los residentes de las áreas bajas y que brinde un refugio adecuado contra los impactos de la tormenta, entonces, creo, todos estarían de acuerdo. Desafortunadamente, creo que Michael Mann tiene en mente los gases de efecto invernadero.

ACTUALIZAR: KNMI ha solucionado el error en el Explorador del clima. (Gracias, Camiel). La figura 6 es una comparación de datos de modelo de las anomalías de la temperatura de la superficie del mar para el océano Índico y el Pacífico desde 1994. Las coordenadas utilizadas son 90S-90N, 20E-80W. Esa región representa alrededor del 70% de la superficie de los océanos globales. El gráfico incluye la media del conjunto multimodelo de los modelos archivados en CMIP5, que fueron utilizados por el IPCC para sus 5el Informe de evaluación. Simularon una tasa de calentamiento virtual para esa colosal región de 0,186 grados C/década, o un calentamiento total de más de 0,35 grados C desde 1994. Pero las temperaturas de la superficie del mar basadas en HADISST y mejoradas por satélite de los océanos Índico y Pacífico reales han ha mostrado poco o ningún calentamiento durante casi 2 décadas.

Figura 6

Figura 6

Tal vez los científicos del clima que creen que el calentamiento inducido por los gases de efecto invernadero provocado por el hombre contribuye a los tifones son mirando los resultados del modelo y no los datos basados ​​en observaciones.

Deja un comentario