la relación compresión-ventilación para la rcp en adultos con 1

  • La activación de los servicios de urgencias médicas va a ser de conformidad con lo que deje el avance de los sistemas de urgencia en los diferentes países. Se aconseja que los reanimadores activen primeramente los servicios de urgencias médicas en frente de un adulto o niño mayor de ocho años inconscientes. Hay algunas salvedades en las que se efectuará tras un minuto de reanimación en mayores víctimas de ahogamiento, trauma y sobredosis por drogas, o en el caso de pequeños inferiores de ocho años. Si hay 2 reanimadores, el primero comenzará RCP y el segundo activará los servicios médicos de urgencias.
  • Se sostienen las sugerencias en la ventilación de salvamento y con reanimador manual, tal es así que los volúmenes y tiempos ventilatorios en boca-mascarilla o ventilación con reanimador manual podrían concretarse en los próximos:
    • ) Sin oxígeno suplementario: el volumen de aire en todos y cada ventilación va a ser de diez ml/kg (de 700 a 1.000 ml) a lo largo de 1 segundo (Clase IIa).
    • Con oxígeno en concentración superior al 40%: el volumen en todos y cada ventilación va a ser de 6 o 7 ml/kg (400-600 ml) a lo largo de 1 segundo (clase IIb).
  • Se admite la utilización de gadgets de apertura de vía aérea en el momento en que los reanimadores estén entrenados en su empleo (máscara laríngea, combitube, etcétera.) (clase IIb).

  • Se ha descrito extensamente la contrariedad de palpar el pulso central en esas personas no entrenadas o con poca práctica, con lo que la señal para comenzar el masaje cardiaco o en su caso utilizar el desfibrilador automático de afuera va a ser la sepa de respiración habitual excluyendo intentos apartados de respirar o respiración agónica. Los reanimadores calificados tienen que palpar el pulso aparte de apreciar signos de circulación (respiración, tos o movimiento).
  • Como primordiales peculiaridades del masaje cardiaco se señala que las compresiones al adulto van a ser con una continuidad de cien por minuto (clase IIb). Si se actúa según las sugerencias precedentes, la relación 15:2 genera 50 o 64 compresiones durante un minuto. No obstante, no se debe olvidar que otro término vital es la perfusión coronaria lograda, siendo superior el logrado con treinta compresiones que con quince. Esta razón provoca que se aconseje la relación 30:2, tanto para uno para 2 reanimadores, mientras que se consigue una vía aérea segura. Esta recomendación va a ser válida tanto para la población para el plantel sanitario.
  • En el momento en que la vía aérea está apartada y permeable por cualquier procedimiento se proseguirá con un ritmo asincrónico que deje cien compresiones y en torno a 12 ventilaciones en un minuto.
  • Sin oxígeno suplementario: el volumen de aire en todos y cada ventilación va a ser de diez ml/kg (de 700 a 1.000 ml) a lo largo de 1 segundo (Clase IIa).
  • Con oxígeno en concentración superior al 40%: el volumen en todos y cada ventilación va a ser de 6 o 7 ml/kg (400-600 ml) a lo largo de 1 segundo (clase IIb).

Reconocimiento de la parada cardiocirculatoria

El reconocimiento inmediato de la parada es el paso clave para la activación del sistema de contestación de urgencias y el comienzo precoz del régimen ( clase IIA LOE ).

Ya que las víctimas de un paro cardiaco tienen la posibilidad de tener un corto periodo de respiraciones agónicas (gasping) o movimientos afines a conmociones, las sugerencias recientes ponen de manifiesto la relevancia del operador telefónico que recibe la llamada, quien ha de estar entrenado para detectar y admitir estos signos (clase I LOE D5).

Presión cricoidea para impedir aspiración

Las guías de europa 2005 aconsejaban llevar a cabo presión cricoidea a lo largo de la ventilación con bolsa-mano de aspiración 19 . No hay estudios que valoren esta maniobra a lo largo de la reanimación cardiopulmonar 18 . Se conoce que reduce la inflación gástrica en mayores 20 y pequeños 21 . No obstante, empeora la ventilación 22, incrementa la presión inspiratoria máxima 22, obstruye la vía aérea 22, complica la instalación y ventilación por gadgets supraglóticos 23, 24 y empeora la visión laringoscópica 25 .

Deja un comentario