le hace daño el ventilador a un recien nacido

Aún hace bastante calor en varios puntos del país, y en estas situaciones, es muy normal que dejemos detenido el aire acondicionado o los ventiladores en las recamaras de los pequeños. ¿Tiene algún peligro para la salud este contraste de temperatura? Usar apropiadamente el aire acondicionado es sencillísimo. Los especialistas consultados por Períodico de Navarra recomiendan eludir su empleo continuado a lo largo de múltiples horas, tal como los cambios bruscos de temperaturas. Además de esto, comentan que es precisa una correcta y incesante hidratación, para realizar en frente de la sequedad del ámbito y, si es viable, emplear humidificadores. Además, sostener una dieta balanceada y adoptar medidas higiénicas como el lavado de manos es fundamental. ¿Cuál sería la temperatura perfecta? Los especialistas aseguran que sostener una temperatura entre 24 y 26 grados basta para enfrentar los efectos del calor. Es suficiente con escoger 5 grados bajo la temperatura exterior para conseguir una sensación de lozanía, añade. Según los otorrinolaringólogos, la utilización del aire acondicionado puede aumentar las nosologías de cuello a lo largo de los meses de verano. Las variantes bruscas de temperatura y humedad por el contraste entre circuitos cerrados con aire frío y las elevadas temperaturas callejeras son las causantes de estos inconvenientes, comentan. De esta manera, el aire frío y seco que expulsa un aire acondicionado crea una sucesión de modificaciones en los sistemas de defensa naturales de la nariz y la garganta. Los cilios pierden movilidad y la circulación de la mucosa es mucho más lenta. Esto puede derivar en otros 2 problemas médicos: sinusitis y otitis. Además, el ámbito seco generado por emplear estos aparatos puede ofrecer rincón a faringitis. Las señales de alarma son sensación de ardor, garganteo o tos. Además de esto, el ámbito seco y las bajas temperaturas tienen la posibilidad de ocasionar el síndrome del ojo seco, más que nada a los clientes de lentillas. El abuso del aire acondicionado asimismo puede ocasionar contracturas musculares, dolores cervicales, lumbalgias, torticolis e inclusive parálisis faciales. Otro peligro para la salud es la aparición de dermatitis pues la sequedad ambiental se traslada a la piel y puede producir irritaciones dérmicas o exacerbar dolencias que ya existían. Photo: © mohamed_hassan / pixabay

Mucha hidratación

Sostener al bebé hidratado, tanto con el pecho si todavía está con la lactancia materna como con un biberón de agua, es primordial a fin de que no padezca un golpe de calor o una deshidratación.

Debes ofrecerle líquidos con frecuencia a lo largo del día y durante la noche, si es ya mucho más mayorcito, puedes dejarle un bibe con agua cerca u darle agua o pecho en el momento en que despierte durante la noche. Esto le calmará y le va a ayudar a reposar mejor.

Enfriados y aire acondicionado o ventilador para bebés

Lamentablemente para las familias que me está leyendo, no me resulta viable evitarle todas y cada una estas discusiones. Me limitaré a argumentar lo que es lo más esencial. Para comenzar, debo decirles que el aire corriente, el aire acondicionado en sí o la lozanía del ventilador no genera constipados. Los constipados son producidos por microorganismos. Si no hay infección, no hay ninguna patología. Entonces, ¿por qué razón hemos asimilado pasar frío a tener un resfriado o una bronquitis?

¿Ventilador sí o no?

Si bien hay una creencia habitual fundamentada en que los ventiladores son una alternativa mucho más ventajosa que el aire acondicionado, esto no es verdad. Con el modo perfecto estático, se enfoca el ventilador hacia el sitio donde está el bebé y, como mencionamos previamente, no es bueno poner al niño en el chorro directo de aire, puesto que esto estimula la deshidratación. Por otro lado, el modo perfecto basculante provoca que haya cambios de temperatura entre cuándo enfoca el chorro de aire y cuándo no.

Como conclusión, pese a lo que dicen algunos mitos, tenemos la posibilidad de asegurar que un empleo conveniente y responsable del aire acondicionado no afectará de forma negativa al bebé.

¿Sabías que los bebés se distraen viendo un ventilador de techo?

La imaginación de los bebés es increíble y todos entendemos que les encantan las cosas que se mueven y hacen estruendos, como los móviles inteligentes de la cuna. Los bebés todavía no tienen un sentido de visión bien creado, con lo que se sienten atraídos primordialmente por cosas con luz, movimiento y contraste, incluyendo los ventiladores de techo.

Los bebés ansían naturalmente las vivencias sensoriales para contribuir a alentar sus cerebros en veloz avance y un elemento en movimiento u objeto de mayor contraste ocasionará una estimulación mucho más intensa.

Deja un comentario