los caudales mínimos de ventilación exigidos para los dormitorios

En el llamado ‘Rincón técnico’, Giacomini tiene que ver con las máquinas de régimen de aire, entendiendo el papel de la ventilación en el confort y la salubridad de entornos interiores. Reproducimos aquí el artículo terminado que va a tener continuidad en una segunda parte.

La atención al tema de la eficacia energética transporta a la construcción de inmuebles de consumo prácticamente nulo. Las recientes técnicas de aislamiento térmico hacen que las edificaciones sean contenedores prácticamente herméticos que no son habitables sin una renovación correcta del aire interior.

** Ciertos comentarios en la ficha PDA V1

  • Las entradas de aire se los conoce como “inyección pasiva” sumando 2 conceptos equivocados: ni hablamos de inyección ni de un sistema pasivo.
  • Los espesores indicados en páginas 3 y 8 son completamente inaccesibles.
  • En las aberturas de paso, página 5, habría que ofrecer prioridad al rebaje de la puerta, frente a la instalación de los celos, por causas económicas, prácticas y estéticas.
  • En la página 6 se pide: “El extractor habrá de ser conectado a interruptor de luz del recinto donde esté instalado, a fin de que su encendido opere en el momento en que sea usado el recinto.” O sea opuesto al propósito del sistema a encender dependiendo de la humedad relativa del recinto.
  • El parágrafo siguiente señala: “Se va a deber privilegiar la instalación del sistema de extracción mecánica en el muro sobre la instalación del sistema en el cielo del recinto, en tanto que si el sistema de extracción se instala en el cielo este pierde el nivel de eficacia.” Preciso sería: No hay que disponer el extractor en el cielo de manera que evacue el aire al entretecho, puesto que esto causa condensación en la cara interior de la cubierta y, como resultado, daños por humedad en la construcción. En el caso de disponer el extractor en el cielo, es requisito evacuar el aire al exterior, a través de un ducto sellado y apartado térmicamente que transporta el aire a un espacio de salida conveniente, por poner un ejemplo en el tímpano.
  • Por último es precisa la distribución sistemática al usuario con las normas de empleo, en forma redactada tal como de manera personal y práctica en el inmueble.

Secuelas de la mala ventilación

La renovación del aire es primordial para nuestro bienestar, no solo por el confort que da al espacio sino más bien para eludir anomalías de la salud como infecciones respiratorias, alergias o fatigas.

De la misma forma, una ventilación deficiente en nuestra vivienda es igual a condensación, humedad, pérdida de energía o inconvenientes de temperatura, que con el tiempo se traducen en deterioro, insalubridad y una subida en las facturas de servicios energéticos.

Caracterización y cuantificación de la exigencia

La primera exigencia radica en dar un caudal de aire exterior bastante para cumplir 2 condiciones:

1. El caudal va a ser el preciso a fin de que en todos y cada local la concentración media de forma anual de CO2 sea menor a 900 ppm. Pero asimismo a fin de que el juntado de forma anual de CO2 que sobrepase de 1.600 ppm sea menor que 500.000 ppm.h. La condición se satisface con una sucesión de condiciones de diseño.

Deja un comentario