por que falla el ventilador de una caldera gas

Síntomas: En el momento en que se abre el grifo de agua ardiente, no se excita el agua y aún de esta forma se comienzan a calentar los radiadores de la vivienda (sin estar la calefacción puesta).

Fallo: Falla la válvula de tres vías, que es la parte encargada de ofrecer paso entre la calefacción y el agua ardiente; va a haber que mudar esta parte. Asimismo puede fallar el circuito electrónico, que no manda señal eléctrica a la válvula de tres vías.

La caldera hace chispa pero no se prende

Este inconveniente hay que a la carencia de gas. En el momento en que la caldera hace chispa pero no prende posiblemente haya una llave abierta. Verifique que las llaves de paso de casa y del contador estén cerradas. Si compruebas que están todas y cada una cerradas pero prosiguen sin prender, vas a deber preguntar con el técnico.

Lo mucho más posible es que tenga un inconveniente de presión, que puede ser en demasía o en defecto. Recuerde que a fin de que una caldera ande adecuadamente, la presión ha de ser entre 1,2 y 1,5 bares con los radiadores fríos, al prender la calefacción la presión va a subir hasta los 2 bares. Si no posee presión bastante, el inconveniente mucho más frecuente es que haya un escape en la instalación. En un caso así, se aconseja comprobar las uniones entre radiadores, purgadores y cañerías y supervisar que el sensor y el presostato del agua no estén desconectados. Si hay un exceso de presión del agua, el inconveniente puede estar en el vaso de expansión o la válvula de seguridad.

Limpieza de conductos sucios.

Por realmente simple que parezca esta reparación, es esencial que todo el planeta la conozca.

Ocasionalmente, el polvo y los restos tienen la posibilidad de ingresar en sus conductos de calefacción. Esto limita la proporción de aire ardiente que recibe.

Sensores para calderas con ventilador.

Las calderas pertrechadas con una chimenea con ventilador tienen un sensor tenuemente diferente para saber el tiro de una caldera de gas con un principio de desempeño funcionalmente distinto. Primeramente, la diferencia radica en que el sensor controla verdaderamente el ventilador de la turbina de la caldera. En otras expresiones, el tiro de escape perfecto es controlado por un ventilador.

Por consiguiente, el dispositivo para sensores de tiro de calderas de gas de turbina no está bajo control por temperatura, sino más bien por el volumen de monóxido de carbono que pasa.

Válvulas de sobrepresión

Las válvulas de sobrepresión, asimismo llamadas válvulas de seguridad, dejan calmar hacia afuera cualquier sobrepresión en la caldera. A dicho efecto, al salir de la tubería del circuito primario de calefacción, hay una válvula de seguridad calibrada a 3 bar. Por otro lado, como otra de las curiosidades de la calefacción, asimismo hay una válvula de seguridad, en la tubería de entrada de agua sanitaria, calibrada a una presión de diez bar.

Quizá hayas oído charlar de este dispositivo, y te parezca entre las curiosidades de la caldera mucho más atrayentes de saber. En el momento en que el ventilador de tiro marcha apropiadamente, crea una presión diferencial bastante para entrar aire de combustión y obtener humo de la caldera. Por consiguiente, si falla el ventilador, la combustión es muy deficiente y el humo no halla salida hacia la chimenea. O sea una situación dañina que se descubre con el sensor de presión. Si la presión baja bajo un umbral de seguridad, el sensor abre el circuito de control y se apaga la caldera.

Deja un comentario