porque no salta el ventilador del coche en xantia hdie

seguramente varios de Vds conozcan la palabrería militar sobre el sargento que da una clase de “teorética” a los reclutas y enseña que “el agua hierve a 90 grados”; un recluta se atreve a intervenir y le soluciona: “Mi sargento, pienso que el agua hierve a cien grados”. Un instante de tensión, temiendo lo malo; pero el sargento piensa, y todo se sabe: “Tienes razón, novio; lo que hierve a 90 grados es el ángulo recto”. De todos modos el ángulo recto no hierve en ningún caso, y los motores térmicos de la presente automoción tampoco lo hacen, y menos a 90ºC; al menos con los presentes sistemas de refrigeración herméticos y presurizados, que retrasan la ebullición hasta la región de 115/120ºC, por norma general.

Otra cosa era en tiempos de sistemas sin presurizar, con los termostatos graduados para plena apertura a 80/85ºC; pero en la subida de un puerto de montaña de sobra de 1.500 metros, y en un día de baja presión atmosférica, se podía lograr la temperatura de ebullición pertinente a esa presión atmosférica. Y entonces el sistema se ponía a hervir, tirando y perdiendo agua por el tapón, tal es así que se comenzaba un desarrollo acelerado y autodestructivo, que en un abrir y cerrar de ojos podía terminar con la junta de culata. Salvo si el conductor se daba cuenta a tiempo, paraba el turismo (no el motor; mejor que prosiguiera el ralentí) y, tras sacar el tapón con un harapo cuanto mucho más abultado y mayor mejor, agregaba agua de manera sensato pero continuada, desde esa garrafa que convenía llevar al maletero.

Géneros de ventiladores del radiador

  • Mecánicos: Están conformados por una polea conectada al cigüeñal y se activa a través de una correa de transmisión. Aquí, el movimiento va a ser de forma directa proporcional y deja que el aire circule a través del radiador.
  • Eléctricos: Está de manera directa conectado al sistema eléctrico del vehículo y se activa a través de un sensor de temperatura, particularmente si el turismo lo pide.

Estas piezas podrían derretirse o sencillamente caer, en tal caso lo aconsejable es substituir lo que nos falta o sustituir lo que está dañado.

Los elementos del circuito

Alén de que sea nuestro electroventilador el que tenga el inconveniente, alguno de los otros elementos del circuito que lo conforman puede producir que este ingrediente concluya fallando. Para revisar que marcha adecuadamente, lo mucho más simple es probarlo de forma directa con la batería empleando los conectores de forma directa sobre los bornes. Eso sí, siempre y en todo momento a 12 voltios. No es requisito evaluarlos con una tensión diferente.

Caso de que el electroventilador ande de forma correcta, es requisito comprobar el resto de elementos del circuito, comenzando por el fusible. Si no marcha, va a haber que reemplazar al fusible y si marcha, hay que pasar al siguiente ingrediente: el relé. Las conexiones y el cableado tienen la posibilidad de estar deficientes, lo que producirá que no le llegue corriendo y, por consiguiente, tampoco al electroventilador.

Deja un comentario